fbpx

Ciberseguro : una demanda creciente para todas las empresas

El avance de la conectividad a la luz de la revolución digital ha transformado radicalmente nuestras vidas y ha aportado beneficios sin precedentes a las empresas en su forma de operar y hacer negocios. Sin embargo, la digitalización es un arma de doble filo y viene acompañada de riesgos, entre ellos la ciberexposición. Las empresas se enfrentan a una serie de desafíos como la perspectiva de interrupciones de negocio más disruptivas y costosas, el aumento de la frecuencia y el coste de los incidentes de ransomware, las consecuencias de las violaciones de datos más grandes y una regulación más robusta – tanto localmente como en el extranjero -, así como la perspectiva de litigios si algo sale mal. En 2021, los incidentes cibernéticos se situaron entre los principales riesgos empresariales – a nivel mundial y en Iberia.


Se ha producido un aumento significativo de los siniestros cibernéticos en los últimos años. Si medimos las pérdidas por el número de siniestros, el 57% se debe a fallos técnicos e informáticos o a incidentes debidos a errores humanos, el 40% a la manipulación externa de los sistemas y el 3% a acciones internas malintencionadas, por ejemplo, la mala conducta de un empleado.

Con la creciente digitalización y el teletrabajo que ha traído la realidad de Covid-19, las vulnerabilidades cibernéticas han aumentado aún más. La seguridad en torno al acceso y la autenticación se ha convertido en una cuestión crítica. La concienciación y la formación de los empleados pueden reducir significativamente las consecuencias de un ciberataque, especialmente cuando se trata de identificar esquemas de phishing y malware en los correos electrónicos de la empresa. Las empresas también deben invertir continuamente en seguridad técnica de TI y tener acceso a servicios de respuesta a incidentes en caso de que se produzcan. Disponer de un buen plan de continuidad del negocio, que incluya el escenario de los ciberincidentes, es también clave para minimizar el impacto financiero.

Los incidentes cibernéticos pueden tener graves consecuencias

No existe una seguridad del 100%, y cada empresa o sector está expuesto. Sin embargo, las empresas con modelos de negocio en línea y con una gran cantidad de datos propios de los clientes son objetivos especialmente expuestos. Apoyar a las empresas en caso de un ciberincidente es la premisa del seguro cyber, ya que transfiere parte del riesgo financiero a las aseguradoras y reaseguradoras. Puede proporcionar un enfoque holístico para ayudar a prevenir y minimizar las pérdidas de primera y tercera parte, mediante la consultoría preventiva de riesgos, así como servicios de respuesta y forenses en caso de incidente a través de una red de empresas asociadas.


En este entorno, las empresas consideran cada vez más el ciberseguro como un elemento clave de una estrategia global de ciberresiliencia. Estas empresas saben cuáles son sus valiosos datos y activos, están comprometidas con las normas de seguridad informática establecidas – y siguen actualizándose – y son muy conscientes de los aspectos más importantes de un posible incidente cibernético. Por un lado, está la preocupación por mitigar una posible interrupción del negocio derivada de una caída del sistema o de la encriptación y, por otro, en el caso de una violación de datos, el cumplimiento de una serie de obligaciones impuestas por el reglamento GDPR, entre las que se incluyen la información a los clientes afectados, así como las obligaciones de notificación a la agencia local de protección de datos.


Los incidentes cibernéticos también son cada vez más propensos a desencadenar litigios, incluyendo acciones colectivas de accionistas y consumidores. Por lo tanto, es esencial que las empresas sean conscientes de las obligaciones sobre todo de los costes de recuperación de datos, comunicación y, a veces, pérdida de beneficios que puede causar un ataque no autorizado a sus sistemas digitales.

Conciencia de riesgo y aumento de la demanda

Según los estudios de mercado, se espera que el mercado cibernético mundial alcance entre 20 y 25 mil millones de euros en 2025. En la actualidad, el volumen del mercado se estima en 7.000 millones de euros.


Que ofrece seguros cibernéticos desde 2014, ha seguido esta tendencia de crecimiento: si bien el mercado necesitó educación sobre este nuevo producto en los primeros años tras el lanzamiento, a partir de 2018 la emisión de pólizas cibernéticas ha crecido con fuerza. Hoy en día España es el líder del mercado de ciberseguros en el segmento de grandes empresas en el país, genera más de 100 millones de euros de prima bruta emitida con el ciberseguro.

Los ciberseguros no sustituyen a los mecanismos de defensa débiles, sino más bien lo contrario. Por lo tanto, nos alegramos de que el crecimiento de los ciberseguros en España vaya aparentemente de la mano de una mejora significativa de la ciberseguridad, así como de la concienciación de los directivos en España. Una empresa global de TI realizó una encuesta entre sus clientes que indicaba que el 77% de ellos había empezado a invertir en proyectos de ciberseguridad y el 91% afirmaba que sus altos directivos apoyaban las inversiones en ciberseguridad. Como resultado, se estima que estas inversiones aumentarán al menos un 10% en todo el mundo a finales de este año.

Medio: Seguros News 07/06/21